Los Pandos (Cantabria) | Madrid | Zaragoza

España

Escríbenos

info@gisconect.com

Llámanos

+34 666 312 490 | 663 805 325

Estudios de la distribución espacial de especies

Los conocimientos sobre la distribución espacial de organismos es esencial para determinar los impactos provocados por la incidencia de actuaciones en el territorio.

El conocimiento de las especies y sus requerimientos de hábitat es un importante componente de cualquier plan de gestión ambiental del territorio y su aplicación tiene interés para un amplio abanico de proyectos como pueden ser los relacionados a la conservación de espacios naturales, fragmentación y destrucción de hábitat, planificación y gestión cinegética, reintroducción de especies, dispersión potencial de especies invasoras, evaluación de impacto ambiental, protección de especies en peligro de extinción,  etc. A partir de estos conocimientos sobre los organismos podemos determinar los posibles efectos provocados por la incidencia de alguna actividad o acción de gestión a lo largo del tiempo sobre las especies.

Gran parte de los estudios de la fauna y flora y sus requerimientos de hábitat se basan en la recopilación de datos ecológico-geográficos en los puntos de ocurrencia de la especie que se pueden identificar mediante distintos métodos (observación directa, foto-trampeo, rastreo, análisis de huellas, etc.) sin embargo, en muchas ocasiones no existen recursos suficientes para realizar estos estudios con el nivel de detalle necesario y los muestreos acaban siendo muy superficiales, permitiendo caracterizar áreas muy pequeñas dentro del hábitat potencial de las especies. Todo ello, limita el alcance de las investigaciones debido a que análisis a escala local no permiten entender las respuestas de las especies al uso y transformaciones del suelo a escalas regionales, pudiendo llevar a una mala planificación territorial. 

Gis Conect, apoyándonos en el uso de los Sistemas de Información Geográfica (SIG), llevamos a cabo estudios de especies mediante la elaboración de Modelos de Distribución  que  permiten identificar, caracterizar y cuantificar zonas favorables para las especies  en amplias regiones, a una escala adecuada para la planificación territorial. Como resultado, obtenemos mapas de probabilidad de ocurrencia de las especies que reflejan el grado de adecuación de los hábitats, es decir, mapas de las áreas donde las especies podrían sobrevivir con diferentes grados de idoneidad para las mismas.

Los modelos calculados permiten además, realizar predicciones para distintos escenarios pudiendo predecir y valorar, por ejemplo, los efectos ocasionados por los cambios en el uso del suelo debidos una determinada actuación en el territorio.